No me gusta que a los toros te pongas la minifalda

A los Toros con La Central

Lo reconozco… La canción de Manolo Escobar es, en parte, culpable de mi tardía afición a los toros

Me fascina. Pese a ello, tengo que reconocer que en mis escasas incursiones a los toros en Las Ventas –evitando siempre aglomeraciones gracias al descubrimiento de esta página de venta de localidades online – no he visto ni un resquicio de machismo en la plaza (y me refiero, claro está, como aficionada que lleva pantalones

no por discreción, sino por comodidad). Y eso que –confieso- que, hasta hace muy poco, el término “cortar una oreja” sólo me remitía al malogrado y genial Van Gogh.

A los Toros con La Central

 

Para ponerme dos banderillas negras, vamos… He aprendido mucho, desde entonces. A coger la línea 2 casi con los ojos cerrados, a cruzar el tendido 7 –el de los aficionados más exigentes- agachando la cabeza, en señal de deferencia; a ver en los lidiadores a auténticos gladiadores y a hacerles una reverencia. Una corrida de toros es una experiencia única, donde las haya: el murmullo, la exaltación, el silencio. La afición cuando se revuelve en sus asientos. El lenguaje que sólo saben hablar los pañuelos, las luces y las sombras, la delgadísima línea que separa la vida de la muerte. La revista Aplausos por delante del Elle y del Vogue, en mi mesita de noche.

 

Porque la plaza de Las Ventas, la más grande de España y la más popular del planeta, está en mi ciudad… y es eterna. Un coso que nunca decepciona, un lugar que atrae a gente de todo el mundo para vivir en primera persona una tradición tan ancestral como histórica. Toreros y apoderados, ganaderías, caballos, entendidos y novatos, toros bravos, carteles de infarto… Todo vale en el cuadrilátero: un acierto puedo ser definitivo, un error puede ser fatal. Y llega el paseíllo, donde la pasarela es la arena:

68 pasos, montera en mano. ¡Atención, suena el clarín! Esperemos que sea el “tipo de Madrid”…

Un capotazo: empieza el espectáculo.

* La Feria de Otoño se acerca… En Toros La Central puedes comprar localidades más económicas y a medida –especificando tendido y fila-. ¿Te animas?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *